Una decisión que no tiene explicación

6 febrero, 2018 | By | Agregar un Comentario

Leo en el diario en estos días, que el esposo o concubino de una señora que era abuela de unos niños, sometió a éstos a abusos sexuales. Los niños tenían diez y once años cuando ocurrió esto. Pero la situación tiene además el agravamiento por la convivencia y por el vínculo (aunque esto útimo puede discutirse).

El juez de Garantías (esto ocurrió en Trelew) concluida la instrucción o sea el período que se llama instrucción penal preparatoria, buscó la elevación al Tribunal Oral Criminal, para que éste fallara. Pero en ese momento, se resolvió por el Tribunal mencionado como condena que el hombre cumpliera 30 horas de tareas comunitarias. Dicho proceder no alcanza a ha ser entendido de ninguna manera. Un delito sexual contra niños aunque sea simple ¿cómo puede tener como única imposición de cumplimiento tareas comunitarias por 30 horas. Solemos en contarnos con disposiciones judiciales que pecan por severidad y otras pecan por indulgencia. ¿Porqué el mundo judicial comprende situaciones de tal escasa coincidencia? No lo sabemos. Aprobamos en cambio que el señor Fiscal haya apelado de esta medida absurda por lo tolerante.

Por el profesor Omar Breglia Arias, titular de la cátedra de Derecho Penal. Parte Especial, en la Universidad del Este, La Plata.

Agregado a: Actualidad, Casos Resonantes | Etiquetas: , , ,

Sobre el autor (Perfil del autor)

El Dr. Breglia Arias es abogado especialista en Derecho Penal y Juicios Orales por Delitos.

Deje un comentario

Trackback URL | Feed RSS de la publicación

consulte sin cargo
Tenemos financiación propia y opciones de pago