Sobre la derogada Ley 24.390 (del 2 por 1)

Se suele decir por el periodismo e incluso por los expertos, que la ley del dos por uno, que tuvo su inicial existencia hace muchos años, veinte atrás, ESTÁ DEROGADA. Eso es cierto y una mentira al mismo tiempo. Veamos: el artículo 2º, del Código Penal, tal como está hoy, que se refiere a la aplicación de la ley “en el tiempo”, dice: “Si la ley vigente al tiempo de cometerse el delito fuera distinta de la que exista al pronunciarse el fallo o en el tiempo intermedio, se aplicará siempre la más benigna”. Esto sin ninguna discusión se interpreta como que dictada una ley ésta regirá siempre en el tiempo en caso de que sobre un hecho sucedido después de que fuera derogada esa ley, ella regirá por ser más benigna frente a otra más severa. Eso se llama ULTRAACTIVIDAD DE LA LEY MÁS BENIGNA. Y, en este sentido nada importa que esa ley esté derogada, porque tiene ULTRAACTIVIDAD, SI ES MÁS BENIGNA. Hace tiempo se criticó mucho a la Corte por un fallo firmado por los jueces últimamente incorporados, por la que se aplicaba la ley del dos por uno a un hecho existente muchos años después que la esa ley estuviese derogada. Y se hizo un escándalo de opiniones en las que se decía de manera muy equivocada, que ¿cómo estaban aplicando una ley derogada?. Se insistió mucho en esta crítica dejando de lado otro aspecto en la discusión, que se trataba en el caso de un delito de lesa humanidad. Y éste es el punto decisivo: si se acudía a ese último aspecto, hecho de lesa humanidad, ciertamente era criticable, por algunas opiniones importantes, que se aplicara la ley del dos por uno. Vale decir, NO POR QUE ESTUVIESE DEROGADA SINO POR QUE SE LA ESTABA APLICANDO A UN HECHO DE LESA HUMANIDAD, los que constituyen un aparte jurídico.

El principio central que rige la aplicación de las leyes en el tiempo es el que se formula con la expresión en latín: “tempus regis actum”. Este principio se traduce como “la ley que rige el juicio es la del tiempo de comisión del delito (art. 18 de la Const. Nacional)”. Pero esto se excepciona de la siguiente manera: si el juzgador que tiene un hecho a juzgar aplicará la ley anterior y no la presente, si la anterior es más benigna, no importa que haya sido derogada mucho tiempo atrás. Incluso, en el tiempo intermedio, lo que quiere decir, que si hay dos leyes más graves, pero si en el medio “en el tiempo” de las dos se dictó una ley más benigna, aunque haya sido derogada, ésta es la ley aplicable. Hoy la ley del dos por uno rige ULTRAACTIVAMENTE.

A ESA EXCEPCIÓN se opone otra excepción: si existe un derecho patrimonial consolidado, o sea adquirido, la ley no puede ir hacia adelante para alcanzar la privación de ese derecho, porque YA ESTÁ ADQUIRIDO. Y OTRA EXCEPCIÓN MÁS, A LA ULTRAACTIVIDAD DE LA LEY MÁS BENIGNA, una situación DE LESA HUMANIDAD (aunque hoy se discute).

“Dos por uno” significaba que en una condena, luego de dos años de privación de libertad, el tiempo siguiente se consideraba doblemente cumplido. Si la condena era a dieciocho años años, y se cumplían los diez años, esto equivalía a dieciocho años cumplidos, (dos anteriores y ocho multiplicados por dos, 16) y el hombre debía salir en libertad. Esto dejando de lado otros aspectos: el cumplimiento de las dos terceras partes de una condena, da también lugar a la libertad. Y si es un extranjero que quiere volver a su país, con la mitad de la condena basta.

Otro ejemplo: un abogado enfrenta a un caso en que la pena es de uno a seis años, pero esa es una modificación que AHORA rige. Antes ese delito tenía pena de dos a cuatro años, por una ley anterior que ya no existe. El fiscal pide una pena de cinco años para el imputado a juzgar. El abogado dirá que no puede aplicarse cinco años, porque el máximo de la pena es de cuatro años, por esa ley derogada. El Tribunal deberá darle la razón (primera parte del art. 2º del Código Penal).

Fdo. Prof. Dr. Omar Breglia Arias

Agregado a: Actualidad, Análisis Jurídicos | Etiquetas: , , , ,

Sobre el autor (Perfil del autor)

Nuestro principal servicio es asesorar a clientes particulares y empresas sobre sus derechos legales y responsabilidades. Representamos a clientes en casos civiles o penales, en transacciones comerciales, y todo asunto en el necesiten un completo asesoramiento legal profesional.

Deje un comentario

Trackback URL | Feed RSS de la publicación

consulte sin cargo
Tenemos financiación propia y opciones de pago