¿Qué es la alevosía en Derecho Penal?

18 septiembre, 2014 | By | Agregar un Comentario

Muchas veces leemos en los diarios o escuchamos en los informativos que un homicidio ha sido cometido con alevosía. Esto significa simplemente que ese homicidio pasa a tener pena de reclusión o prisión perpetua. La alevosía es un instituto del Derecho Penal, llamado, puntualmente, “circunstancia agravante” que es la cosa más discutida que existe en esta materia del Derecho Penal.

En España, de donde es originaria la alevosía, que nació allí en el siglo doce, la alevosía es muy distinta a la alevosía argentina, pero en algunas oportunidades no se lo apreciado así y se ha utilizado la definición española de la alevosía, aquí. En realidad, en Argentina no ha habido una definición de alevosía. Lo que es criticado por ROCCO, un importante autor italiano, autor del Código Penal, que ha llamado esto una “bellaquería intelectual”.

En España a más del homicidio, existe una forma más grave de éste que se llama asesinato. No existe en el Código Penal argentino, el asesinato. Un homicidio cometido en España con alevosía, ensañamiento o por precio (es decir, por encargo) se transforma en asesinato, pero de todas maneras la pena que tiene este asesinato es menos grave que cualquier homicidio agravado, en Argentina, que son muchos, y que tienen reclusión o prisión perpetua.

La diferencia que hay en España con respecto a Argentina, es que en la opinión más compartida en aquél país, basta con que la víctima sea un niño, un paralítico postrado, un dispacitado físico, o una persona muy frágil y se la mate, ya se puede hablar de alevosía, por su indefensión. En Argentina, la indefensión NATURAL de un niñito de pocos años, de un tetrapléjico, de una muchachita frágil, de escasa estatura y de escaso peso, frente a su matador, o de una persona postrada de hace muchos años por una gravísima enfermedad no alcanza para entenderse que ha habido en esos casos alevosía. Se necesita más, es decir, no alcanza con lo que se puede denominar un estado de indefensión natural, sino que hay que agregarle a eso, algo que refuerce esa natural indefensión. Sólo en ese caso podrá hablarse de alevosía. En el caso de un niñito por ejemplo, para entendernos, se ha apreciado que si la víctima, el niño, ha sido reforzado en su indefensión, porque con un engaño se alejó a la madre del lugar, y luego, aprovechando que la madre no estaba se llevó al niño, y se lo tiró a un río cercano, eso sí ya es UNA INDEFENSIÓN OCASIONAL, mayor que la natural del niño por ser un niño y de muy pocos años. Y entonces se acepta que el homicidio ha sido alevoso.

Pero además hay dos formas de alevosía. La primera se da cuando, por ejemplo, se espera el paso de una persona, en un lugar obscuro y armado el victimario, con un garrote. Al paso de la víctima, inadvertida, naturalmente, se la golpe con el garrote y se la mata. Esto es alevosía. Otro caso, es si se lleva engañada a una persona a un lugar para matarla. El portero que con el pretexto de entregarle una correspondencia lleva a una de las inquilinas de la casa de departamento al lugar donde se guardan las cosas para la limpieza de la casa, y allí se intenta abusar de ella, y como se resiste se la mata, ha cometido esa muerte con alevosía, pero ese tipo de alevosía se llama proditorio.

Agregado a: Actualidad, Análisis Jurídicos | Etiquetas: , ,

Sobre el autor (Perfil del autor)

El Dr. Breglia Arias es abogado especialista en Derecho Penal y Juicios Orales por Delitos.

Deje un comentario

Trackback URL | Feed RSS de la publicación

consulte sin cargo
Tenemos financiación propia y opciones de pago