Niño que en el ataúd desaparece

Recientemente, en los días finales de diciembre, un matrimonio de Otamendi, Provincia de Buenos Aires, concurrió al cementerio del lugar para estar un momento junto a los restos de su hijito muerto, que habían sepultado quince días antes. Para sorpresa comprobaron que el ataúd donde estaba antes el chico ahora estaba vacío. Esto dio lugar a una investigación que arrojó como presunto culpable de la desaparición del cuerpo del niño al encargado del cementerio, quien también resultó aparentemente culpable de otra desaparición del cuerpo de un niño, ocurrido unos cuantos meses antes, y que apareció, ese cuerpo, mutilado, y sin algunos de sus órganos. Se atribuyó que las desapariciones se debían al uso de esos cuerpos en ceremonias o rituales de Umbanda, en las que habría participado el encargado del cementerio. Pero este hombre fue liberado pronto porque la sustracción de un cadáver no es un delito en Argentina, como ocurre en otros países. Sí, lo es si se pidiera dinero por su devolución, que es una forma de secuestro extorsivo que se encuentra en el art. 171 del Código Penal.

LA FISCAL DEL CASO. ANA MARÍA CARO, HIZO DECLARACIONES POR TELEVISIÓN DICIENDO QUE EL HECHO DE QUE UN ROSARIO QUE TENÍA EL CUERPO DE UNO DE LOS NIÑOS, HAYA DESAPARECIDO PERMITIÓ ATRIBUIR AL ENCARGADO DEL CEMENTRERIO EL DELITO DE ROBO, PERO SE DESPACHÓ DEL ASUNTO DICIENDO QUE CREÍA O TENÍA ESPERANZA QUE EL CUERPO DEL SEGUNDO DE LOS NIÑOS IBA A APARECER, LO QUE NO CONDECÍA CON LO RESTANTE QUE DIJO. CIERTAMENTE, EL CÓDIGO PENAL ARGENTINO AL QUE SE ESTÁ PREPARANDO PARA HACER TOTALMENTE RENOVADO DEBE INCLUIR EL DELITO DE PROFANACIÓN DE CADÁVERES, COMO OCURRE EN OTROS PAÍSES. PORQUE EN LA ARGENTINA NO ES DELITO APODERARSE DE UN CADÁVER NI AÚN PARA SOMETERLO A RITUALES RELIGIOSOS. ESTA ES UNA DE LAS REFORMAS INCLUSIVAS QUE HAY QUE HACER. EL CASO TIENE QUE VER CON UN UN HECHO OCURRIDO A FINES DEL SIGLO DIECIOCHO, EN BUENOS AIRES, CAPITAL. LA FAMILIA DORREGO RECIBIÓ UNA COMUNICACIÓN POR LA QUE SE LES INTIMABA A ABONAR UNA IMPORTANTÍSIMA SUMA DE DINERO PARA LOGRAR LA DEVOLUCIÓN DEL CADÁVER DE UNA SEÑORA, MADRE DE LA PERSONA QUE ERA EXTORSIONADA DE ESA MANERA. UNA RÁPIDA INVESTIGACIÓN POLICIAL LLEVÓ A LA DETENCIÓN DE UN GRUP0 DE PERSONAS, QUE ERAN LOS INTIMIDADORES. PERO COMO EN ESTE OPORTUNIDAD RECIENTE SE ADVIRTIÓ QUE NO HABÍA DELITO, PORQUE INCLUSO EN ESE MOMENTO NO EXISTÍA LA FIGURA DEL ART. 171, SECUESTRO EXTORSIVO DE CADÁVERES, QUE COMO DIJIMOS EXISTE AHORA. Y EL CASO MENCIONADO, DIO LUGAR A QUE ESA FIGURA PENAL SE INCLUYERA. LA FAMILIA DORREGO OCUPABA COMO SU DOMICILIO EN TODO EL SECTOR DE LA PLAZA DORREGO QUE ESTÁ UNICADA ENTRE LAS CALLES CÓRDOBA, TALCHAHUANO, VIAMONTE Y LIBERTAD. POR UNA SINGULAR IRONÍA AL LADO DE LA PLAZA LAVALLE, QUE ESTÁ FRENTE AL PALACIO JUDICIAL.

Agregado a: Actualidad, Casos Resonantes, Opinión | Etiquetas: , ,

Sobre el autor (Perfil del autor)

Nuestro principal servicio es asesorar a clientes particulares y empresas sobre sus derechos legales y responsabilidades. Representamos a clientes en casos civiles o penales, en transacciones comerciales, y todo asunto en el necesiten un completo asesoramiento legal profesional.

Deje un comentario

Trackback URL | Feed RSS de la publicación

consulte sin cargo
Tenemos financiación propia y opciones de pago