El “Artículo 41 Quáter” del Código Penal

Hay muchos artículos que tienen que ser eliminados del nuevo Código Penal que se está haciendo- Uno de ellos es el art. 41, Quater (inciso cuarto), uno de los que ha traído más problemas. El texto dice: “Cuando alguno de los delitos previstos en el Código Penal sea cometido con la intervención de menores de dieciocho años de edad, la escala penal correspondiente se incrementará en un tercio del mínimo y del máximo, respecto de los mayores que hayan participado en el mismo”.

Una de las interpretaciones que se hizo es que no resulta relevante la intencionalidad del mayor de descargar en el menor su responsabilidad penal. Otra interpretación es completamente opuesta: “la finalidad que tuvo el legislador al agravar la situación de los mayores, no es sólo que intervenga un menor, sino que la intervención de éste último fuera precisamente la de descargar en él la responsabilidad de los mayores. Otro problema se da porque se considera que la edad de los que se llama “mayores” es superior a los dieciocho años. Entonces puede darse esta situación desconcertante: el menor está a punto de cumplir diecisiete años, y el “mayor” acaba de cumplirlos. Pero por otro lado se ha exigido, después, que el mayor sea de más de 21años, por el art. 126 del Código Civil que así lo exige. Pero tratándose de un agravante debe seguirse la regla que elige la interpretación que sea más favorable al imputado, por lo cual si no ha cumplido los 21 años ello lleva a entender que ésa es la mayoría de edad. Si no los tiene, los 21, no puede aplicarse la agravante. Todo esto ha llevado a interpretaciones muy injustas que se hacen en la Provincia de Buenos Aires. Si el “mayor” no tiene 21 años, pero sí tiene más de 18 es “mayor”, no importando, para más, que el menor de dieciocho años haya intervenido para que el otro descargue en él su responsabilidad, por lo que se está agravando la situación de una persona, que por dos razones se halla a apartada de lo que es la idea central interpretativa del art. 41 quater. Intervienen en un hecho tres casi niños y uno de ellos recibe todo el agravante, apartándose de la correcta interpretación del art., que es obscuro y permite que el Fiscal y el Juez desarrollen malas intenciones. Es una corriente interpretativa errada, pero además maliciosa, intencional, gravosa “porque sí”, que los que intervienen como fiscales y/o jueces en el proceso penal, SE ENCOGEN DE HOMBROS Y APLICAN, CON SAÑA.

Agregado a: Actualidad, Análisis Jurídicos | Etiquetas: , ,

Sobre el autor (Perfil del autor)

Nuestro principal servicio es asesorar a clientes particulares y empresas sobre sus derechos legales y responsabilidades. Representamos a clientes en casos civiles o penales, en transacciones comerciales, y todo asunto en el necesiten un completo asesoramiento legal profesional.

Deje un comentario

Trackback URL | Feed RSS de la publicación

consulte sin cargo
Tenemos financiación propia y opciones de pago